Hessen

Escapada a Darmstadt, Wiesbaden y Heidelberg (Diciembre de 2014)

Alemania

DARMSTADT - Hochzeitsturm / Russische Kapelle
Darmstadt, Alemania. 13 de diciembre de 2014

(Día 1) El tiempo no corre, vuela, y en septiembre hizo un año desde que mis amigos Rafa y Elsa se fueran a vivir a Alemania, a una ciudad llamada Darmstadt (al sur de Frankfurt). Un año entero que llevaba diciéndome que tenía que ir a visitarlos a su nueva residencia.

Al mudarme a Santiago lo primero que miré (obviously) fueron los destinos desde su aeropuerto, y me alegró mucho descubrir que Frankfurt-Hahn, uno de esos aeródromos apartados de la civilización explotados por Ryanair, era uno de ellos. El aliciente de poder ¿revisitar? los Weihnachtsmarken (Mercados de Navidad) hizo que se me fuera la olla en tiempo récord y a los pocos días de mudarme compré un vuelo para una visita exprés antes de que acabara el año.

Leer más (...)

Cinco días en coche por el Centro-Oeste de Alemania (Febrero de 2013) (VIª y última parte: Frankfurt y Worms)

Alemania

FRANKFURT AM MAIN - Der Main / Frankfurter Skyline / Kaiserdom St. Bartholomäus
Skyline de Frankfurt
Frankfurt, Alemania. 11 de febrero de 2013

(Día 5 - Continuación) Bajamos de la Main Tower con la intención de dar un paseo por el centro de Frankfurt. Yo ya estaba un poco acostumbrado al frío después de todo el invierno allí, pero mi hermano asegura que en ese momento fue cuando lo pasó peor. Justo en Willy-Brandt-Platz (todas las ciudades alemanas parecen tener dedicada una plaza a este señor, tan importante en la unificación de Alemania y Europa), y al lado de la famosa Eurotower, llegó una corriente de aire gélido que nos dejó atontados un rato. Creo que estábamos a 10 o 12 grados bajo cero.

Desde allí atravesamos la Ciudad Vieja (o Altstadt) con un destino muy claro: Römerberg, una pintoresca plaza (de las más bonitas de Alemania) en donde se conservan muchos edificios históricos, como el Römer (que da nombre a la plaza) y la Iglesia de San Nicolás. La plaza estaba llena de banderas como las que había en Maguncia, con los colores del carnaval.

Leer más (...)

· 1 comentario


Cinco días en coche por el Centro-Oeste de Alemania (Febrero de 2013) (Vª parte: Mainz y Frankfurt)

Alemania

MAINZ - Markt - (Mainzer Fastnacht)
Carnaval de Maguncia
Maguncia, Alemania. 10 de febrero de 2013

(Día 4 - Continuación) Salimos de Limburgo y pusimos rumbo a Maguncia (en alemán: Mainz). Llegamos a Wiesbaden, ciudad que me gustaría haber visitado pero que tuvimos que dejar atrás por falta de tiempo, y tras atravesar el Rin, aparcamos cerca de la Plaza del Mercado de Mainz, o Markt, casi a los pies de la catedral. Tuvimos muchísima suerte encontrando aparcamiento, sobre todo porque no contábamos con la increíble cantidad de gente que había en el centro de Maguncia ese día.

Estaban de fiesta, celebrando el Carnaval de Maguncia (en alemán: Mainzer Fastnacht), en donde toda la ciudad se viste de rojo, blanco, azul y amarillo. Las banderas y las bufandas de mucha gente llevaban dichos colores, que no pertenecen a una región concreta, simplemente son con los que en su día vestían al bufón del pueblo. Con el paso de los años la tradición del bufón se perdió, pero los colores siguen representando a los carnavales de esta zona.

Leer más (...)

Cinco días en coche por el Centro-Oeste de Alemania (Febrero de 2013) (IVª parte: Leverkusen y Limburg an der Lahn)

Alemania

LIMBURG AN DER LAHN - Limburger Dom 'Dom St. Georg und Nikolaus'
Catedral de San Jorge
Limburgo del Lahn, Alemania. 10 de febrero de 2013

(Día 4) Amanecimos en Bottrop, en aquel hotel de forma extraña. Por la noche había helado, así que dedicamos unos minutos a quitar el hielo de los cristales del coche, que por supuesto venía equipado con herramientas para ello.

¡Primera parada: Leverkusen! Por supuesto, para ver el BayArena, el estadio del Bayer 04 Leverkusen, otro de los equipos más importantes de Alemania, y que no se llama así porque la empresa Bayer comprara el equipo, sino porque fue fundado por empresarios de ésta allá por 1904.

La ciudad de Leverkusen no tiene mucho que ver, pero las oficinas centrales de Bayer se ven desde kilómetros gracias a una aspirina gigante, el anuncio iluminado más grande del mundo. En la foto no se aprecia, pero esta Cruz de Bayer (en alemán: Bayer-Kreuz) que domina el skyline de Leverkusen mide 51m de diámetro (!) y está sostenida por dos postes de acero de 118m de altura (!!!). Impresionante, tengo que volver para verla iluminada de noche.

Leer más (...)

Cinco días en coche por el Centro-Oeste de Alemania

Alemania

FRANKFURT AM MAIN - Commerzbank-Arena
Commerzbank-Arena (Estadio del Eintracht Frankfurt y del FSV Frankfurt)
Fráncfort del Meno, Alemania

Mi hermano llegó la semana pasada para visitarme, concretamente el jueves, y lo recogí en un coche alquilado en el aeropuerto de Frankfurt-Hahn dispuestos a recorrernos esta parte de Alemania. Probablemente lo más bonito que hemos visto es Limburgo, una pequeña población de poco más de 33,000 habitantes a orillas del río Lahn. Espero poder empezar pronto a hablar de ella aquí en el blog y poner alguna foto. Las catedrales románicas de Maguncia y Worms tampoco se han quedado atrás en el ranking, junto con las concurridas calles del centro de Düsseldorf, de las que no me habían hablado nada bien.

También he vuelto a pisar Colonia y Frankfurt, en las que ya había estado pero siempre que visitas algo ya conocido descubres cosas nuevas. Concretamente la primera nos pilló en carnaval, pero no disfrutamos mucho de él ya que llegamos temprano por la manaña y por las calles solo vagaban los basureros y los acabados de la noche anterior. Lo que fue un poco decepcionante fue Bonn. No me malinterpretéis, había cosas que ver, pero para haber sido la capital de la República Federal de Alemania desde 1949 hasta 1990 me esperaba mucho más.

Lo peor del viaje vino antes de empezarlo. Desde Heidelberg hasta el aeropuerto de Hahn me pilló en la carretera la que probablemente haya sido la peor nevada de todo el invierno. Durante un tramo de 20 o 25 kilómetros tuve que ir a 50 km/h por la autopista ya que la nieve no dejaba ver ni las líneas del asfalto ni las luces de los coches que tenía delante. Y como estaba en Alemania, a la gente parecía que no le importaba mucho y me adelantaban camiones a 120. De locos. Tenía que ir por los surcos en la nieve que dejaban los coches que iban delante mía. Puede que a la gente del norte les parezca que estoy exagerando pero soy un sevillano acostumbrado al solecito y al buen tiempo y estas situaciones (la primera vez) me vienen un poco grandes.

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo