España

Cangas del Narcea

España

Cangas del Narcea, Asturias

Se podría considerar a Cangas como la capital del suroeste de Asturias; una capital algo desconocida, eso sí, ya que esta región bañada por las aguas del río Narcea no suele recibir tanto turismo como otras zonas del Principado. Sin embargo, esta tranquila villa palaciega no solo esconde muchos tesoros entre sus calles sino que es además una base de operaciones excelente para visitar otros lugares imprescindibles como la reserva de Muniellos o el monasterio de Corias. Nosotros visitamos Cangas en un día de marzo algo húmedo y lluvioso, lo que no nos impidió disfrutar de su encanto.

Leer más (...)

· 1 comentario


Monasterio de Corias

España

Monasterio de Corias, Asturias

En el suroeste de Asturias y a orillas del río Narcea se encuentra este monumental conjunto rectangular, fundado originalmente como monasterio benedictino allá por el siglo X y construido bajo el canon románico. Del edificio primigenio no queda nada, ya que sus líneas actuales, que nos recuerdan indudablemente a la obra arquitectónica del montañés Juan de Herrera, fueron concebidas durante los siglos XVI y XVII y restauradas tras un incendio en el XVIII. Hoy en día, el monasterio de San Juan Bautista de Corias es un Parador Nacional de turismo, localizado a escasos 3 km al norte de la palaciega localidad de Cangas del Narcea.

Leer más (...)

· 1 comentario


Palomar de la Breña

España

Palomar de la Breña, Andalucía

Se conoce como Pinar de la Breña al enorme bosque de pinos piñoneros (Pinus pinea) que se expande entre el cabo de Trafalgar y la localidad de Barbate, en la provincia de Cádiz. Este singular entorno da cobijo a uno de los lugares más interesantes de la zona, el Palomar de la Breña, una antigua hacienda del siglo XVIII hoy reconvertida en alojamiento rural. Sin contarnos qué íbamos a ver exactamente, mis padres nos dirigían en coche por una de las contadas carreteras que recorren este parque natural a la vera de los pinos. Llegamos finalmente al pequeño aparcamiento de una bonita casa de paredes blancas, encerrada entre los bosques, y entramos por la puerta principal, en donde el dueño del establecimiento nos invitó a visitar la parte trasera a pesar de no estar alojados allí.

Lo que veis a continuación es, probablemente, uno de los mayores palomares del mundo. Consta de 7700 nidos y en su día podía dar refugio a unas 15000 palomas, las cuales se usaban o bien como alimento o bien como palomas mensajeras para los barcos que partían a América. El excremento de las palomas, conocido como palomina, también se aprovechaba como ingrediente en el proceso de fabricación de la pólvora. Las curiosas hornillas que pueblan las estrechas calles del palomar son de cerámica, tienen un diámetro de 25 cm, y servían para cobijar a una pareja de palomas junto con sus crías.

Leer más (...)

Cabo de Trafalgar

España

Cabo de Trafalgar, Andalucía

Trafalgar es un topónimo mundialmente conocido, debido en gran medida a que una de las plazas más importantes de Londres lleva su nombre. La plaza conmemora la batalla de Trafalgar, combate naval acaecido el 21 de octubre de 1805 en el que las fuerzas del Reino Unido se enfrentaron a las de Francia y España en el contexto de las guerras napoleónicas, y en la cual perdió la vida el almirante Nelson (por eso una estatua suya se encuentra en lo alto de la columna que domina el centro de la plaza). Pero, ¿dónde ocurrió aquella batalla? Pues en la costa gaditana entre los municipios de Barbate y Conil de la Frontera, al oeste del cabo que le da nombre.

Trafalgar viene del árabe Taraf al-Ghar (طرف الغار), que significa literalmente cabo de la cueva. El cabo es, en realidad, un islote, unido a tierra firme por un doble tómbolo de arena, y separa la magnífica playa de Zahora de la de Los Caños de Meca. Al final del cabo hay un faro de 34 m de altura construido en 1862, y al que se puede llegar por carretera; nosotros lo visitamos hace poco, en uno de esos días en los que ese fenómeno de la naturaleza llamado viento de levante hacía acto de presencia, y la carretera estaba parcialmente cubierta por unas pequeñas dunas de arena que el viento había formado esos días. Al lado del faro se pueden ver desde lejos los restos de una antigua torre vigía, construida por Felipe II para proteger la zona de las tropas berberiscas.

Leer más (...)

Reserva de Munieḷḷos

España

Reserva natural integral de Muniellos, Asturias

Hace un par de años en un día cualquiera, un compañero de trabajo me comentaba que ese fin de semana se iba de escapada a Asturias, a visitar la reserva de Muniellos; como no había escuchado jamás hablar de ese sitio, me entró mucha curiosidad y le pedí que me contara más acerca de aquel lugar. Se trataba de una de las reservas naturales mejor conservadas de España, y también un tanto laboriosa de visitar: hace falta pedir un permiso por internet para ir un día concreto, y el régimen de visitas está limitado a veinte personas al día. Guardé aquella información en mi cabeza y, hace unos meses, concretamente el 15 de diciembre (fecha en la que todos los años se abren las reservas para el año siguiente), decidimos guardar dos plazas para un sábado de marzo (lo de buscar alojamiento ya vendría después).

Y por fin, llegó el esperado día. Nos levantamos temprano, con una ilusión infinita, dispuestos a visitar uno de los mayores robledales de España y probablemente de Europa. Habíamos pasado la noche cerca de allí, en una localidad llamada Sisterna (A Estierna en asturiano), y a eso de las 9:15 llegamos a Tablizas, en donde se encuentra el centro de recepción de visitantes de la reserva (la entrada a Muniellos permanece abierta de 9 a 10 de la mañana, a partir de esa hora los permisos se anulan). Nada más bajarnos del coche una señora nos pidió desde arriba que le lleváramos los permisos y los DNIs, así que eso hicimos.

Leer más (...)

· 1 comentario


© Joaquín Ossorio Castillo