Provincia di Bergamo

9 días en Grecia Atenas, Meteora y Peloponeso

Grecia Italia

Introducción

Cuando decidí viajar a Grecia durante la Semana Santa de 2019 no tenía una idea clara de lo que quería ver. Bueno, no del todo; me atraía especialmente visitar la capital, Atenas, así como los monasterios de Meteora, y si por el camino podía ver alguno de los yacimientos arqueológicos de las principales ciudades de la Grecia clásica mejor que mejor. Al final, tras pensarlo durante varias semanas, leer mucho sobre la parte continental del país, y poner todos los puntos que me interesaban en un mapa, me quedó una ruta de nueve días en coche que incluía los siguientes lugares Patrimonio de la Humanidad:

  • Templo de Apolo Epicuro en Bassae
  • Acrópolis de Atenas
  • Sitio arqueológico de Delfos
  • Meteora
  • Santuario de Asclepio en Epidauro
  • Sitio arqueológico de Mistrá
  • Sitio arqueológico de Olimpia
  • Monasterio de Osios Loukás

Se podrían haber incluido dos más, el monasterio de Dafne y los sitios arqueológicos de Micenas y Tirinto, pero como me gusta demasiado el mar decidí a última hora sustituirlos respectivamente por dos incursiones a la costa griega, el cabo Sunión y la ciudad de Nauplia. También podría haber visitado alguna de las islas del mar Egeo, ya que desde Atenas los vuelos a cada una de ellas son diarios, pero quedaron para otra ocasión. Dicho esto, comienzo la narración resumida del viaje, a medida que vaya escribiendo entradas individuales sobre los distintos lugares las iré enlazando donde corresponde. Espero que os guste y que os entren muchas ganas de hacer un recorrido similar.

Leer más (...)

· 1 comentario


Crespi d’Adda

Italia

crespi-dadda00

Crespi d'Adda, un antiguo barrio obrero declarado Patrimonio de la Humanidad

La villa obrera de Crespi d'Adda, situada a medio camino entre Bérgamo y Milán, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1995. En aquella candidatura la describieron como el ejemplo más auténtico y mejor conservado de esos barrios de trabajadores tan importantes en el desarrollo de Europa y Norteamérica durante el siglo XIX.

Se encuentra dentro de un pequeño municipio llamado Capriate San Gervasio, en la región italiana conocida como Lombardía, y fue concebida en el año 1877 por un empresario textil llamado Cristoforo Beningo Crespi con el objetivo de crear de la nada una ciudad para su fábrica y sus trabajadores. El lugar que buscó tenía que cumplir tres condiciones: estar cerca del agua, fundamental en una fábrica de tejidos de algodón (el río Adda, que le da nombre al pueblo junto a su creador, fluye justo por detrás de la fábrica), ser extenso y estar libre de edificaciones, y por último encontrarse en una región con una amplia mano de obra desocupada.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo