Eremo di Santa Caterina del Sasso

Italia

eremo-santa-caterina-del-sasso10

La ermita de Santa Caterina del Sasso a orillas del Lago Maggiore

Cuenta la tradición que, alrededor del año 1170, un mercader llamado Alberto Besozzi fue sorprendido por una tormenta mientras navegaba por las aguas del Lago Maggiore, en el noroeste de Italia. Tras sobrevivir al naufragio, el mercader decidió retirarse en aquel lugar para profesar una vida ascética y solitaria, edificando para ello una capilla dedicada a Santa Catalina de Alejandría, de la cual era muy devoto. La capilla que construyó, cuyas dimensiones siguen las del sepulcro de la santa en el Monte Sinaí, se convirtió con el paso de los siglos en un importante monasterio.

El original emplazamiento del monasterio es quizá su principal atractivo, ya que se encuentra a los pies de uno de los espectaculares precipicios ubicados en la orilla este del Lago Maggiore. Para llegar al monasterio desde el aparcamiento hay dos opciones: un pintoresco camino escalonado o bien un ascensor construido en la roca dentro de un pozo de 55 metros de profundidad. Ambas opciones son interesantes, tanto por las espectaculares vistas del lago que se disfrutan desde el camino como por la magnífica obra de ingeniería que representa el ascensor, por lo que recomiendo tomar la primera opción en la bajada y la segunda en la subida. También se puede acceder en ferry, pero nosotros esa opción no la contemplamos.

Leer más (...)