Kamakura

Kōtoku-in Kamakura

Japón

Kōtoku-in y el Gran Buda de Kamakura, Japón

Hace ya un tiempo, allá por el 2001, me compré un videojuego bélico español ambientado en la Segunda Guerra Mundial y titulado Commandos 2: Men of Courage. El juego contaba con diez misiones principales, y en una de ellas los protagonistas tenían que rescatar a un líder espiritual de las garras de un tirano japonés en una localidad recóndita de Birmania, todo ello con la ayuda de un batallón de gurjas. Aquella misión siempre fue mi favorita; por la inolvidable música de Mateo Pascual y sobre todo por la estética del lugar: una población oriental a orillas de un río y en cuyo centro se encontraba una gigantesca estatua de Buda. Mis conocimientos del continente asiático por aquella época eran mínimos —tampoco es que ahora sea un experto, pero bueno—, y no tenía ni idea de si aquello se acercaba a la realidad o no. Lo que sí recuerdo es pensar una y otra vez que, de existir un lugar así, me encantaría visitarlo algún día.

Leer más (...)

· 1 comentario


8 días en Japón

Japón

Japón 2015

8 días en Japón | 28 de marzo - 5 de abril, 2015


He perdido la cuenta ya de la cantidad de gente que me ha dicho (antes y después de irme) que un viaje de ocho días a Japón es muy corto, que no merece la pena.

Si hubiese podido, está claro que me habría ido más tiempo. Dos semanas, un mes... ojalá. Pero uno no siempre tiene tantos días disponibles para irse de viaje, y el caso de Japón era ya algo personal. Por eso, me gustaría escribir mis diarios de viaje de aquella maravillosa semana que pasé en la tierra del Sol Naciente, para animar sobre todo a las personas que tampoco pueden irse durante tanto tiempo pero que, como yo, no pueden esperar más.

Yo elegí Semana Santa para ir, y así sólo tener que pedir tres días de vacaciones en el trabajo. Comprando el billete del vuelo con suficiente antelación, se puede encontrar a un precio bastante razonable (unos 500 o 600€ ida y vuelta).

Por si fuera poco, la suerte me sonrió y aquellos días coincidieron con el hanami (花見), el florecimiento de los cerezos. Y ahora, sin enrollarme mucho más, empiezo a narrar el viaje.

Bueno, un último detalle. Me gustaría agradecer a mi amiga Vero de Viajar Code: Verónica por toda su ayuda en la organización del viaje, antes y durante... Lugares como Dōtonbori en Ōsaka, Yanaka-reien en Tōkyō y Tetsugaku-no-michi en Kyōto se convirtieron en momento mágicos del viaje y los descubrí gracias a ella. También tuvo mucha paciencia con mis mil preguntas tipo: "Oye y el templo ese de las mil puertas naranjas dónde está? - Eso es Fushimi Inari, en Kyōto. No es un templo, es un santuario, y esas 'puertas' se llaman torii." Thx!

Leer más (...)

· 2 comentarios


© Joaquín Ossorio Castillo