Japón

Arashiyama Kyōto

Japón

arashiyama-00

Arashiyama y el bosque de bambú

Arashiyama (嵐山) significa, literalmente, la Montaña de la Tempestad, y es el nombre que reciben tanto uno de los pequeños montes que dominan el oeste de Kyoto como el distrito que lo rodea. Nosotros llegamos en tren, y nada más salir de la estación de Saga-Arashiyama ya nos invadió el ambiente de la zona. Una atmósfera de turisteo absoluto fruto sobre todo de los grandes atractivos del lugar: el bosque de bambú (Chikurin-no-Michi), los ríos Ōi-gawa (大堰川) y Katsura-gawa (桂川) y sobre todo las vistas que se tienen del monte Arashiyama desde el parque Kameyama-kōen, que encima en esa época del año deslumbraba más de lo habitual gracias al florecimiento de los cerezos. El distrito también consta de multitud de templos y santuarios, pero ya llevábamos demasiados encima y los dejamos para otra ocasión.

Leer más (...)

· 8 comentarios


Kinkaku-ji Kyōto

Japón

kinkaku-ji-00


Martes, 31 de marzo de 2015


Nuestro tercer y último día en Kyōto... Teníamos claro lo que queríamos ver: Kinkaku-ji y Arashiyama, ambas localizadas en la parte oeste de la ciudad. Optamos por el camino fácil y fuimos andando a la estación central de Kyōto a dejar nuestras maletas y de paso coger algún autobús que nos llevase a la primera. Por una metedura de pata cogimos el que no era y terminamos al sur de la estación, pero en una parada en la que se podía coger el que llevaba directamente a Kinkaku-ji (el 101 o el 205, no me acuerdo), algo es algo...

Kinkaku-ji (金閣寺) | El Templo del Pabellón Dorado


El verdadero nombre de este recinto es Rokuon-ji (鹿苑寺, lit. el Templo del Jardín de los Ciervos), pero todo el mundo lo conoce como Kinkaku-ji por "culpa" de su edificio principal. Pagamos los 400円 que cuesta la entrada y, tras recorrer un sendero plagado de turistas como nosotros, nos pegamos de bruces con el pabellón que da nombre al templo.

Leer más (...)

· 3 comentarios


Ōsaka. Nipponbashi, Den-Den Town y Dōtonbori

Japón

大阪 ŌSAKA - 道頓堀 Dōtonbori

Lunes, 30 de marzo de 2015


Si habéis llegado aquí siguiendo la narración del viaje, sé lo que estáis pensando... ¿Fushimi Inari, Nara y Ōsaka el mismo día?

Pues sí. Y nos salió bastante bien la jugada, todo hay que admitirlo. Al fin y al cabo, un viaje de 8 días a Japón no puede dar para mucho, pero el tiempo que tuvimos lo exprimimos al máximo y este día fue el ejemplo más claro de ello. De Ōsaka apenas nos quedamos con una pequeña impresión, ya que dedicarle sólo tres horas a la tercera ciudad más poblada de Japón es demasiado poco, pero mereció la pena.

Leer más (...)

· 10 comentarios


Hōkan-ji – Kiyomizu-dera Kyōto

Japón

京都 KYŌTO - 清水寺 Kiyomizu-dera

Domingo, 29 de marzo de 2015


Recuerdo esta última parte de nuestro primer día en Kyōto como un pequeño fracaso... Como siempre digo, al final hay que mirar el lado positivo y guardar todas esas cosillas que quedan pendientes y así asegurarte de que vas a volver algún día a ese mismo lugar a desquitarte. Pero aún así, siempre queda un poco de mal sabor de boca.

En primer lugar, muy a nuestro pesar pasamos por alto el barrio tradicional de Gion. Teníamos algo de prisa por llegar a Kiyomizu-dera y ver atardecer allí (se nos había echado el tiempo encima).

Durante nuestro paseo por las empinadas cuestas que llevan a Kiyomizu-dera nos encontramos con una bonita pagoda de cinco pisos y 46 metros de alto. Esta pagoda, llamada Yasaka-no-to (八坂の塔), pertenece a Hōkan-ji (法観寺), uno de los templos budistas de Higashiyama. Fue una sorpresa, sin duda, y una merecida recompensa.

Leer más (...)

· 5 comentarios


Maruyama-kōen – Yasaka-jinja Kyōto

Japón

京都 KYŌTO - 円山公園 Maruyama-kōen / 八坂神社 Yasaka-jinja

Domingo, 29 de marzo de 2015

Para continuar la ruta por Kyōto, salimos de Heian-jingū dispuestos a llegar a Maruyama-kōen, un parque muy famoso que se llena hasta arriba de japoneses y turistas durante la época del Hanami. El inconfundible ōtorii que acabábamos de cruzar al salir del santuario se seguiría viendo un buen rato desde aquella larga avenida.

Antes de llegar a Maruyama-kōen pasamos por la puerta de dos templos budistas: Shōren-in (青蓮院) y Chion-in (知恩院). Probablemente merezcan mucho la pena, sobre todo viendo la puerta de entrada al segundo, pero si os soy sincero llega un momento que uno se satura de templos y santuarios (incluso cuando, como era mi caso, ése es uno de los grandes motivos para viajar a Japón).

Leer más (...)

· 4 comentarios


© Joaquín Ossorio Castillo