Collégiale Saint-Salvi Albi

Francia

colegiata-albi07

Colegiata de San Salvio. Albi, Francia

La colegiata de San Salvio es uno de los edificios que conforman la Ciudad Episcopal de Albi, conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2010 y que también incluye a la Catedral de Santa Cecilia y al Palacio de La Berbie. Su curiosa iglesia, cuya construcción comenzó en el año 1057, refleja a la perfección dos estilos arquitectónicos muy predominantes en esta región del sur de Francia: el románico languedociano y el gótico meridional. Además, la distinción entre ambos se hace especialmente sencilla en este caso: la antigua parte románica es de piedra, mientras que la mayoría de añadidos góticos posteriores fueron realizados en ladrillo.

colegiata-albi00

El claustro de la colegiata fue construido en el año 1270, y seriamente dañado durante la Revolución Francesa. Al menos en verano, cuando nosotros fuimos, el jardín estaba muy bien cuidado, y se hacía muy agradable pasear observando los detalles de su galería, acordes en estilo al resto de la iglesia. Junto a sus arcadas se puede ver la tumba de Vidal de Malvezi, principal promotor del claustro. La torre norte, la primera parte de la colegiata en ser erigida, es un ejemplo muy bonito del románico languedociano antes mencionado, cuyos elementos más significativos son las lesenas y las bandas lombardas que decoran la parte superior de la base de piedra.

colegiata-albi11

colegiata-albi09

colegiata-albi01

En el interior se puede ver un espectacular conjunto escultórico conformado por un ecce homo rodeado de seis profetas, ubicados todos ellos a los pies del órgano. Tanto el órgano como su pedestal, realizados en 1737 por Christophe Moucherel utilizando piezas del antiguo órgano de la Catedral de Santa Cecilia, forman parte también de lo más destacable de la iglesia, así como el púlpito de piedra situado en la nave principal.

colegiata-albi04

colegiata-albi03

colegiata-albi05

San Salvio, el santo al que está consagrada la iglesia, fue el primer obispo de Albi allá por el siglo VI. No se sabe mucho de su vida, salvo que en el año 584 una fuerte epidemia azotó la ciudad y entre sus víctimas se encontraba el santo. A su muerte fue enterrado en su monasterio, y más adelante fue trasladado al santuario que siglos después se convertiría en esta colegiata consagrada a su nombre y a su memoria. Durante siglos, todos los obispos de Albi se reclinaron frente a su sepulcro nada más ser nombrados, pero la tumba se perdió durante la Revolución Francesa. A pesar de ello, la Colegiata de San Salvio ha llegado a nuestros días en unas excelentes condiciones, y forma parte de las citas imprescindibles para todo aquel que visite la Ciudad Episcopal de Albi.

colegiata-albi02

colegiata-albi06

colegiata-albi08

colegiata-albi12

Bibliografía / Información adicional

Dirección

Collégiale Saint-Salvi
Rue Mariès
81000 Albi
FRANCIA

One Comment

  1. Me gustó mucho ese sitio. Sobre todo el claustro tan florido y las esculturas del Señor y los sanedritas.

Escribe un comentario