Denkmal der Göttinger Sieben Hannover

Alemania

Monumento a los siete de Gotinga. Hannover, Alemania

Uno de los rincones de la ciudad alemana de Hannover que más me sorprendieron fue este conjunto escultórico dedicado a siete profesores de la Universidad de Gotinga que vivieron durante el siglo xix: Friedrich Christoph Dahlmann, historiador y jurista; Wilhelm Eduard Albrecht, jurista; Georg Heinrich August Ewald, teólogo y orientalista; Georg Gottfried Gervinus, historiador; Jacob y Wilhelm Grimm, escritores y filólogos; y Wilhelm Eduard Weber, físico. Debo reconocer que la historia de estos señores me era completamente desconocida, y de nombre solo conocía a Weber y a los hermanos Grimm, pero dediqué unos minutos a fotografiar el monumento para luego ya en casa informarme debidamente, ya que semejante escenario tendría alguna historia curiosa e interesante detrás.

Resulta que en el año 1837, tras 123 años de unión personal entre los reinos de Gran Bretaña y de Hannover, esta llegó a su fin tras la muerte de rey Guillermo IV (una unión personal es aquella en la que dos estados comparten jefe de estado; un ejemplo actual y muy cercano lo tenemos en Andorra, en donde los jefes de estado son el presidente de Francia y el obispo de La Seu d’Urgell). El motivo no fue otro que la ley sálica que impedía a su hija Victoria (sí, esa Victoria) reinar en Hannover, por lo que la unión se deshizo y en lugar de Victoria el que pasó a ser rey de Hannover fue Ernesto Augusto I, hermano de Guillermo IV.

Ahora bien, cuatro años antes, en 1833, había tenido lugar la declaración de la constitución del reino de Hannover, de carácter liberal, y en cuya redacción había participado uno de los siete hombres nombrados al principio: Friedrich Dahlmann. Ernesto Augusto se opuso desde el principio de su régimen a dicha constitución, alegando que él no estuvo presente durante su declaración. Así que, aunque en teoría dicha constitución estaba por encima suya, abusó de su autoridad para abolirla, y no se llevaron a cabo planes de redactar una nueva ya que el nuevo rey aseguraba que no era necesaria.

Dahlmann, el primero que intentó frenar dicha decisión, al principio no encontró apoyo, pero más adelante se le unirían otros seis profesores de la Universidad de Gotinga: los ya antes mencionados y que junto a Dalhmann terminarían conociéndose como «los siete de Gotinga» –der Göttinger Sieben–. Juntos redactaron un documento en el que criticaban las acciones del nuevo rey y del que se llegaron a realizar miles de copias que circularon por toda Alemania. Como os podéis imaginar, aquello no le sentó bien al monarca, que expulsó a los siete profesores de la universidad; a tres de ellos, Dahlmann, Gervinus y Jacob Grimm, incluso los desterró del reino. El mismo Jacob Grimm describiría aquel suceso de la siguiente manera:

«La historia nos muestra hombres nobles y libres que se atrevieron a decir toda la verdad frente a los reyes; la autoridad pertenece a quienes tienen el coraje de hacerlo. Su confesión a menudo ha dado frutos, a veces la ha malcriado, pero no así su nombre. La poesía, el reflejo de la historia, no descuida las acciones de los príncipes según la justicia. Tales ejemplos aflojan la lengua del sujeto donde surge la necesidad y confortan cada salida».

—Jacob Grimm (1785 – 1863)

El efecto que tuvo aquel suceso sobre el reinado de Ernesto Augusto fue mínimo, ya que el monarca se salió con la suya igualmente, y la Universidad de Gotinga entró en un periodo de decadencia del que tardó muchos años en recuperarse. Sin embargo, historiadores actuales aseguran que la repercusión mediática en Europa fue enorme y que, a largo plazo, las acciones de los siete de Gotinga contribuyeron a que Alemania terminara convirtiéndose en una república liberal.

En cuanto al monumento, fue realizado en 1998 por el artista italiano Floriano Bodini (1933–2005), y se encuentra al lado del palacio Leineschloss, antigua residencia de los reyes de Hannover y en la actualidad sede del Parlamento de la Baja Sajonia. Representa a los siete de Gotinga junto a un jinete que parece que viene del cercano palacio y que se encuentra en el acto de entregarles un escrito. Todo el conjunto se apoya sobre una enorme puerta, que viendo la situación del monumento sobre un mapa histórico puede representar una de las antiguas puertas de la ciudad, aunque no he encontrado confirmación sobre esto. También hay una novena figura, un hombre desnudo apoyado sobe la puerta, que no he conseguido identificar.

En el suelo se pueden ver varios libros, entre ellos El Príncipe de Maquiavelo, y una de las esculturas, la que representa a Dahlmann, lleva la Constitución en la mano. En ella se puede leer el siguiente artículo: «Jeder Deutsche hat das Recht, durch Wort, Schrift, Druck und bildliche Darstellung seine Meinung frei zu äußern» (todo alemán tiene derecho a expresar su opinión libremente a través de la palabra, la escritura, la impresión y la representación visual). Como debería haber sido y no fue.


Visitado en marzo de 2018.

Dirección

Platz der Göttinger Sieben
30159 Hannover (Alemania)
Coordenadas: 52.36976°, 9.734124°

Referencias / Información adicional


Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.