Cathédrale Saint-Aubain Namur

Bélgica

namur-catedral-00

La construcción de la Catedral de Namur, de profesión católica, tuvo lugar a mediados del siglo XVIII. Finalizada más concretamente en 1767, fue consagrada cinco años después a San Albino de Maguncia, mártir de la Iglesia Católica. Su diseño, mezcla de arquitectura neoclásica, barroca y rococó, se debe al arquitecto tesinés Gaetano Matteo Pisoni (1713-1782). Tiene planta de cruz latina, y cuenta con una cúpula y un campanario, aparte de la fachada principal. Originalmente dos torres acompañarían a ésta última, pero desgraciadamente nunca llegaron a ver la luz. De su interior hay que destacar la bóveda del crucero, el coro, el órgano, el púlpito y, en general, los detalles arquitectónicos de toda la construcción interior. También posee una buena colección de obras de arte, repartidas entre los muros de la nave transversal.

Leer más (...)

Four Courts Dublin

Irlanda

dublin-four-courts-00

En este edificio neoclásico de la última década del siglo XVIII reconstruido en 1932 tras un bombardeo de la Guerra Civil Irlandesa se reúnen tres de los cuatro tribunales principales de justicia de la República de Irlanda (hasta 2010 se reunían los cuatro). Sin embargo, dado que el sistema de justicia en Irlanda ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia, tenemos que remontarnos a la fecha de construcción del edificio (última década del siglo XVIII), para darle sentido a su nombre. El hecho de que actualmente también existan cuatro tribunales principales es una simple coincidencia. Diseñado por el arquitecto inglés James Gandon, el edificio se encuentra junto al río Liffey y es una de las construcciones más representativas de Dublín. La turística Catedral de la Santísima Trinidad (Christ Church Catedral), se encuentra prácticamente al lado, por lo que es recomendable visitar ambos lugares seguidos.

Leer más (...)

Ponte da Arrábida Porto / Vila Nova de Gaia

Portugal

ponte-arrabida-00

El último puente que atraviesa el río Duero justo antes de llegar a su desembocadura en el Océano Atlántico es el Puente de la Arrábida, siendo uno de los varios puentes que unen las importantes ciudades portuguesas de Oporto y Vila Nova de Gaia. Fue completado en 1963, convirtiéndose en su momento en el más largo del mundo hecho de hormigón armado, con una longitud de 614,6 m y una anchura de 26,5 m. Su impresionante arco de 52m de altura eleva los coches a 70 m sobre el nivel del agua. Su responsable principal fue el ingeniero portugués Edgar Cardoso, que más tarde se encargaría del puente ferroviario de San Juan, también en Oporto. Contó con la colaboración de los también portugueses Inácio Peres Fernandes y José Francisco de Azevedo e Silva. Debido a los grandes desniveles que posee el terreno en el que se asienta la ciudad de Oporto, el puente se puede observar desde una infinidad de lugares. Concretamente las vistas que de él se tienen desde los Jardines del Palacio de Cristal son las que más me gustan.

Leer más (...)

Estatua de Oscar Wilde Dublin

Irlanda

oscar-wilde-00

Estatua de Oscar Wilde. Dublín, Irlanda

El escritor irlandés Oscar Wilde nació en Dublín en 1854 y se convirtió, a pesar de su temprana muerte a los 46 años, en uno de los escritores más importantes de finales del siglo XIX. No es de extrañar, por tanto, que su ciudad natal le rinda homenaje, y una de las formas que ha tenido de hacerlo es con esta bonita estatua obra de Danny Osborne situada en el Parque de la Plaza Merrion, cerca de la casa donde pasó su infancia. Alrededor de la misma se encuentran varias estatuas de bronce en cuyos pedestales se pueden leer varias citas famosas atribuidas al escritor. Reconozco haber leído solamente 'El Retrato de Dorian Gray', que me fascinó, pero prometo volver a su obra en cuanto tenga oportunidad.

Leer más (...)

Vasamuseet Stockholm

Suecia

stockholm-vasamuseet-00

Si miramos hacia la costa de la isla de Djurgården, en Estocolmo, podemos ver un edificio moderno con una característica bastante peculiar: de lo más alto del mismo salen 3 mástiles. No es de extrañar teniendo en cuenta que un barco velero en su totalidad se encuentra en su interior. El navío de guerra Vasa zozobró en su viaje inaugural a escasos metros del puerto de Estocolmo, allá por agosto de 1628. Aún no habían cerrado las troneras inferiores tras la tradicional salva de despedida cuando el oleaje irrumpió a través de ellas, inundando las bodegas inferiores y causando el desastre. El que iba a ser el orgullo de la armada sueca, si no lo era ya, desapareció bajo las aguas del Mar Báltico, frente a la atónita mirada de miles de holmienses que se habían levantado aquel día para contemplar el esperado espectáculo, llevándose consigo 64 cañones de bronce, casi 50 vidas humanas, y la dignidad de una nación. Los intentos de rescate dieron pocos frutos, y durante años lo único que se consiguió salvar fueron los cañones.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo