Pointe de Pen-Hir

Francia

pointe-pen-hir-00

Pointe de Pen-Hir, Francia

La Bretaña francesa posee uno de los litorales más accidentados de la Europa continental, alcanzando su máximo punto de irregularidad en la península de Crozon —Presqu’île de Crozon—. Este promontorio, que tiene forma de cruz latina orientada hacia el oeste, separa la rada de Brest de la bahía de Douarnenez (podéis verlo aquí o en el mapa que como de costumbre dejo al final de la entrada) y es hogar de varias localidades y paisajes que bien merecen la pena una visita. El extremo occidental de la península tiene a su vez otros tres brazos, llamados Pointe du Grand Gouin, Pointe du Toulinguet y Pointe de Pen-Hir, pertenecientes a la localidad de Camaret-sur-Mer. De este último, el más escénico de los tres, voy a hablar hoy.

pointe-pen-hir-01

pointe-pen-hir-02

pointe-pen-hir-03

Lo cierto es que tras mirar el mapa y ver que este lugar no estaba camino de ningún sitio y que además implicaba recorrer bastante distancia desde el núcleo turístico más cercano, pensamos que a pesar de ser pleno agosto estaría menos masificado que el resto de Bretaña. Nada más lejos de la realidad; cuando llegamos a la Pointe de Pen-Hir, el amplio aparcamiento estaba casi lleno y parecía haber gente por todas partes. Desde el coche tardamos unos cinco minutos en llegar hasta el final del cabo, o al menos hasta donde desaparece el camino y avanzar empieza a ser peligroso, y una vez allí se tienen unas espectaculares vistas de los acantilados de arenisca de más de 70 m de altura que se elevan sobre las aguas del mar de Iroire. El toque pintoresco lo dan varios islotes, conocidos como les Tas de Pois —¿manojo de guisantes?—, que salpican el paisaje allá donde acaba la tierra firme.

pointe-pen-hir-04

pointe-pen-hir-05

pointe-pen-hir-06

pointe-pen-hir-07

pointe-pen-hir-08

Muy cerca de allí se construyó entre 1949 y 1951 una cruz commemorativa, conocida como Croix de Pen-Hir y que hace las veces de memorial a los caídos de Bretaña y de monumento a los bretones exiliados en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial. En uno de sus laterales se puede ver la inscripción en bretón «Kentoc’h mervel eget em zaotra» —la muerte antes que el deshonor—, lema de Bretaña. Las vistas desde la base de la cruz también son espectaculares, y permiten ver otros rincones de la costa de la península. Después de aquel agradable paseo por la Pointe de Pen-Hir pusimos rumbo a la cercana Camaret-sur-Mer, localidad más occidental de la península y morada de una torre defensiva Patrimonio de la Humanidad y de un bonito puerto deportivo, pero eso queda para una futura entrada.

pointe-pen-hir-09

pointe-pen-hir-10

pointe-pen-hir-11

pointe-pen-hir-12

pointe-pen-hir-13

pointe-pen-hir-14

pointe-pen-hir-15

pointe-pen-hir-16

pointe-pen-hir-17

Visitado en agosto de 2018.

Referencias / Información adicional

Escribe un comentario