Diga di Contra

Suiza

diga-di-contra-00
“Beg your pardon, forgot to knock.”

—GoldenEye (1995)

Presa de Contra, Suiza

Debía tener nueve años recién cumplidos cuando mis padres me iniciaron en el improbable mundo de espías de las películas de James Bond. Si bien la calidad de las mismas ha sido bastante cambiante a lo largo de los años (aunque eso para un buen fan siempre será lo de menos), lo que nadie pone en duda es que visualizar la saga del agente 007 nos permite viajar virtualmente por uno de los mapas del mundo más completos de la historia del cine. Durante aquellos años en los que quemé sistemáticamente aquella colección de VHS, algunos originales y otros grabados de la tele, pude visitar (y en muchos casos descubrir) infinidad de lugares como Meteora, Hong Kong, el Golden Gate, el teleférico de Río de Janeiro, el radiotelescopio de Arecibo, o incluso mi querida Cádiz (disfrazada como La Habana…), aunque fuera desde el sofá de mi casa. Sin embargo, por más localizaciones que aparezcan en el pasado, presente y futuro de dicha saga, todas ellas me llevarán siempre al mismo punto de inicio: una enorme presa de 220 m de altura integrada en las imponentes laderas del valle del río Verzasca, en el sur de Suiza.

diga-di-contra-01

diga-di-contra-02

diga-di-contra-03

Nunca olvidaré la sensación de vértigo e incredulidad que me produjo ver a Pierce Brosnan saltando de aquella presa (sí, era Pierce Brosnan el que saltaba, que nadie intente convencerme de lo contrario), cuando en aquella navidad de 1995 mis padres me llevaron al legendario Cine Cervantes a ver GoldenEye y la película arrancó con la que probablemente sea la mejor escena inicial de toda la saga (podéis verla aquí en versión original). Hace un par de años organizamos un viaje a los grandes lagos del norte de Italia en el que visitamos Lombardía, el Piamonte, y el cantón del Tesino, este último perteneciente a Suiza, y todos coincidimos en que esta presa tendría que formar parte si o si de nuestro recorrido. Cuando llegamos allí estaba bastante nublado, lloviznaba, y no se divisaba ninguna avioneta; disfrutamos de un pequeño paseo por el dique (no éramos los únicos), y nos quedamos boquiabiertos cuando vimos que en lo alto de aquella pared de hormigón alguien había montado un chiringuito para poder hacer puenting y recrear la película. Bienvenidos al salto de puenting más famoso del mundo: The James Bond Jump. ¿Lo adivináis? Sí, ni se me pasó por la cabeza hacer el loco de esa manera, demasiado que fui capaz de asomar la cabeza para admirar el paisaje…

diga-di-contra-04

diga-di-contra-07

diga-di-contra-08

diga-di-contra-09

Bromas aparte, aquella mítica escena fue ejecutada en realidad por el especialista británico Wayne Michaels, quien más adelante en la película hace un cameo como uno de los pilotos del helicópero Tiger a los que Xenia Onatopp despacha de un balazo, y fue votada como la mejor escena de riesgo de la historia del cine (!) en una encuesta realizada por la revista Sky Cinema en el año 2002. En cuanto a la presa, fue construida entre 1961 y 1965 junto a la correspondiente central hidroeléctrica, que se encuentra bajo tierra. Curiosamente, el pasado verano descubrí que un familiar mío estuvo trabajando en la construcción de aquella central durante esos años, y compartió conmigo sus experiencias adentrándose diariamente en los kilómetros de túneles que excavaron allí abajo. Así que nada, si os encanta el puenting o si, como a mi, os gusta peregrinar a los lugares que ha pisado el agente británico en cualquiera de sus encarnaciones, esta visita debería ser ineludible.

diga-di-contra-05

diga-di-contra-06

diga-di-contra-10

diga-di-contra-11

Visitado en agosto de 2016.

Referencias / Información adicional

Escribe un comentario