Iglesia de Santa Cristina de Lena

España

Iglesia de Santa Cristina de Lena, Asturias

Tras bajar por el puerto de Pajares en dirección norte llegamos a una de las iglesias más antiguas y bonitas de España: Santa Cristina de Lena. Construida alrededor del año 850, durante el llamado periodo ramirense, se trata de una de las mejores muestras de arte prerrománico que se pueden encontrar en la península ibérica; no en vano, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985 como parte del conjunto de monumentos de Oviedo y del reino de Asturias.


Se encuentra en lo alto de un pequeño cerro aislada de cualquier núcleo urbano, siendo el más cercano el de Pola de Lena, a 4 Km al norte. La planta de la iglesia es de cruz griega, con cuatro salientes rectangulares en cada uno de los lados de la nave principal. La estructura cuenta con un par de ventanas muy significativas de este tipo de arquitectura, y en una de ellas incluso se pueden apreciar una serie de columnas que probablemente pertenecieran a un edificio precedente.

Su singular emplazamiento puede evocar cierta paz en las fotografías, con tanto verde alrededor, pero nada más lejos de la realidad; el estruendo provocado por los coches que circulan continuamente por la autovía A-66 rompe bastante la magia del lugar. Por suerte, esta se recupera tras cruzar la puerta principal, ya que sus gruesos muros de piedra aislan de cualquier ruido externo.

Allí nos recibió la guardesa, una señora que lleva desde 1985 abriendo la iglesia al público en el horario que así está establecido. Nos explicó muy amablemente la historia de tan insigne monumento, y nos ayudó a fijarnos en los detalles de su interior que más especial lo hacen. La estancia principal, coronada por una bóveda de cañón, está separada de las adyacentes por arcos de medio punto. Tras atravesar el nártex se descubre un palco o tribuna desde el que se tiene la mejor perspectiva del altar mayor o, mejor dicho, del iconostasio, al tratarse de un templo construido antes de la imposición del rito romano sobre el mozárabe en la península ibérica. El iconostasio está formado por tres arcadas, y originalmente separaba la zona sagrada ocupada por el clero de la del resto del pueblo. En la parte inferior del iconostasio se puede ver un cancel exquisitamente labrado y fechado en el siglo VII, anterior incluso que la iglesia y perteneciente a la época visigótica. Dignos de mención son también los capiteles de las columnas y los medallones que decoran los muros, tallados con motivos animales o florales.

Santa Cristina de Lena fue nuestro primer encuentro con la arquitectura prerrománica asturiana en una ruta que hicimos por León, Asturias y Cantabria. En aquel viaje pudimos visitar otros monumentos de la misma categoría como la iglesia de San Salvador en el monasterio de Valdediós; las iglesias de San Miguel de Lillo y Santa María en el monte Naranco; y ya en Oviedo la iglesia de San Julián de los Prados, la Cámara Santa de la Catedral, y la fuente Foncalada. Toda una lista de célebres obras de arte y de vestigios del desaparecido reino de Asturias, precedente histórico de la Corona de Castilla y por ende de nuestro país tal y como lo conocemos hoy en día.

Visitado en agosto de 2019.

Referencias / Información adicional

Relatos de otros viajeros


Escribe un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.