Posts Tagged with Faros de Francia

Les Onglous

Francia

les-onglous-00

Les Onglous, Francia

El espigón de Les Onglous, punto terminal del Canal du Midi, se adentra en la laguna conocida como Étang de Thau, entre las ciudades occitanas de Agde y Sète. Justo al final del espigón, un faro rojo y blanco marca el lugar en el que las aguas del canal se mezclan con las de dicho estanque, convirtiéndolo en la única de estas estructuras que he visto hasta la fecha que no da directamente al mar. Como ya comenté en mi entrada sobre Béziers, el Canal du Midi fue construido en el s. XVII y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996, y tras 240 km desde Toulouse desemboca en este punto. Sin embargo, si el navegante quiere llegar hasta el Mar Mediterráneo, debe atravesar toda la laguna hasta Sète, en donde un nuevo sistema de canales conecta ambas masas de agua. En la actualidad superarla no es un gran problema, pero antiguamente, cuando las embarcaciones que recorrían el canal lo hacían tiradas por caballos, al llegar aquí lo tenían un poco más complicado, lo que propició la creación de empresas de remolcadores a vapor que ayudaban a las embarcaciones a recorrer este último tramo. Un lugar muy tranquilo, incluso en el mes de agosto, cuyo silencio solo se rompe por el crujir de las embarcaciones de recreo allí amarradas.

Leer más (...)

Sète

Francia

phare-du-mole-saint-louis-00

Faro del malecón Saint-Louis. Sète, Francia

Siendo el de Sète uno de los puertos franceses más importantes del Mediterráneo, no es de extrañar que cuente con un magnífico espigón que lo defienda y un imponente faro al final de éste que sirva de guía a los navegantes que lleguen de noche o bajo condiciones adversas. El espigón, llamado Môle Saint-Louis (~ malecón de San Luis), fue la primera estructura que se construyó tras la fundación de la ciudad, allá por el 1666, y mide 650 m de longitud. El faro fue levantado un poco después, en 1680, pero lo destruyeron unas minas alemanas en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. La reconstrucción que ha llegado a nuestros días es de 1948, y aparte de señalizar el puerto de Sète y sus más de trescientas plazas, también sigue indicando la entrada a los canales que conectan con el estanque de Thau, la última parada del Canal du Midi.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo

Menu Title