Posts Tagged with Francia

Sète

Francia

phare-du-mole-saint-louis-00

Faro del malecón Saint-Louis. Sète, Francia

Siendo el de Sète uno de los puertos franceses más importantes del Mediterráneo, no es de extrañar que cuente con un magnífico espigón que lo defienda y un imponente faro al final de éste que sirva de guía a los navegantes que lleguen de noche o bajo condiciones adversas. El espigón, llamado Môle Saint-Louis (~ malecón de San Luis), fue la primera estructura que se construyó tras la fundación de la ciudad, allá por el 1666, y mide 650 m de longitud. El faro fue levantado un poco después, en 1680, pero lo destruyeron unas minas alemanas en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. La reconstrucción que ha llegado a nuestros días es de 1948, y aparte de señalizar el puerto de Sète y sus más de trescientas plazas, también sigue indicando la entrada a los canales que conectan con el estanque de Thau, la última parada del Canal du Midi.

Leer más (...)

· 2 comentarios


Saint-Jean-Pied-de-Port

Francia

viaje-2016-04

Saint-Jean-Pied-de-Port, Francia

Conocida en castellano como San Juan Pie de Puerto y en euskera como Donibane Garazi, Saint-Jean-Pied-de-Port es una pequeña pero muy concurrida localidad del sur de Francia. Si alguna vez os decidís a realizar el Camino de Santiago Francés, empieza justo aquí, nada más y nada menos que a 769 km de la capital de Galicia (unos 30 días de viaje). Señal de su importancia en una de las rutas de peregrinación más transitadas del mundo es la gran cantidad de albergues, posadas y tiendas repletas de equipamiento destinado a aquellos que se deciden a recorrerla desde Francia que se pueden encontrar en sus calles principales. La siguiente parada en el Camino de Santiago, el paso de Roncesvalles (ya en España), es el puerto de montaña al que hace referencia el nombre de esta villa.

Leer más (...)

· 3 comentarios


Place de la Comédie Montpellier

Francia

place-de-la-comedie-06

Place de la Comédie. Montpellier, Francia

La Plaza de La Comédie, llamada así por la ópera decimonónica de estilo italiano que preside uno de sus extremos, es el centro neurálgico de la ciudad francesa de Montpellier. También es conocida localmente como la plaza del huevo (place de l'oeuf), en alusión a la curiosa forma del antiguo espacio peatonal que rodea a su fuente, más apreciable desde las alturas que a pie. Aparte de por su función como cruce de caminos (varias de las principales avenidas y bulevares de Montpellier desembocan aquí) su importancia llegó sobre todo a finales del siglo XIX con la construcción de la cercana estación ferroviaria de Montpellier Saint-Roch.

Leer más (...)

· 0 comentarios


Collégiale Saint-Salvi Albi

Francia

colegiata-albi07

Colegiata de San Salvio. Albi, Francia

La colegiata de San Salvio es uno de los edificios que conforman la Ciudad Episcopal de Albi, conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2010 y que también incluye a la Catedral de Santa Cecilia y al Palacio de La Berbie. Su curiosa iglesia, cuya construcción comenzó en el año 1057, refleja a la perfección dos estilos arquitectónicos muy predominantes en esta región del sur de Francia: el románico languedociano y el gótico meridional. Además, la distinción entre ambos se hace especialmente sencilla en este caso: la antigua parte románica es de piedra, mientras que la mayoría de añadidos góticos posteriores fueron realizados en ladrillo.

Leer más (...)

· 2 comentarios


Château Royal de Fontainebleau Fontainebleau

Francia

chateau-fontainebleau-03

El Palacio de Fontainebleau, antiguo hogar de los reyes de Francia

"La vraie demeure des rois, la maison des siècles."
―Napoleón en Santa Elena, agosto de 1816

A escasos 60 km al sudeste de París se encuentra la localidad de Fontainebleau, una de las muchas que se desarrollaron en Francia alrededor de alguna mansión de la nobleza entre los siglos XVI y XVIII. En este caso, el palacio o château de Fontainebleau tuvo sus orígenes en el siglo XII como pabellón de caza, y más adelante fue residencia de los monarcas franceses hasta Napoleón III. Tanto el palacio como el parque de Fontainebleau fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981.

El complejo palaciego de Fontainebleau es muy extenso, de unas 80 hectáreas, con varias alas, galerías y patios, grandes jardines y estanques y un larguísimo canal. Sus edificios son de un estilo predominantemente clásico y renacentista, y en el interior de estos podemos encontrar capillas, museos y colecciones de arte, camarines, pasajes, cámaras y salones. Todo ello tan magníficamente decorado que nada tiene que envidiarle a Versalles. No en vano, Napoleón recordaría Fontainebleau durante su exilio en Santa Elena con las palabras que abren esta entrada: "el verdadero hogar de los reyes, la mansión de los siglos".

Leer más (...)

· 2 comentarios


© Joaquín O.C.