Posts Tagged with Iglesias de Bélgica

Iglesia de San Pedro y San Pablo (Malinas, Bélgica)

Bélgica

2012.04.29.097 - MECHELEN - Veemarkt - Sint-Pieters-en-Pauluskerk
Sint-Pieters-en-Pauluskerk, Veemarkt
Malinas, Bélgica. 29 de abril de 2012

Muy cerca de la plaza mayor de Malinas, y dejando el Ayuntamiento a mano derecha, se llega al antiguo emplazamiento del mercado de ganado, o Veemarkt. En él se encuentra la Iglesia de San Pedro y San Pablo, un edificio barroco que levantaron los jesuitas a finales del siglo XVII.

Leer más (...)

Église Saint-Quentin Tournai

Bélgica

tournai-saint-quentin-00

Iglesia de San Quintín. Tournai, Bélgica

En la plaza central de Tournai, la Grand-Place, se encuentra una iglesia románica construida entre los siglos XII y XIII, la Iglesia de San Quintín. El templo, completamente restaurado en los años 60 debido a los daños causados por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, ha sido durante siglos testigo continuo del lugar más frecuentado de la ciudad. El interior es un gran ejemplo de la transición entre los estilos románico y gótico, apreciable en las bóvedas de crucería y en los arcos apuntados mezclándose con los de medio punto. El coro de mármol es posterior, concretamente del siglo XVII. Justo en el transepto (la nave transversal), dos estatuas del siglo XV representando a la Virgen María y a San Gabriel Arcángel parecen vigilar el altar. Ambas son obra del escultor Jean Delemer, natural de Tournai.

Leer más (...)

Cathédrale Saint-Aubain Namur

Bélgica

namur-catedral-00

La construcción de la Catedral de Namur, de profesión católica, tuvo lugar a mediados del siglo XVIII. Finalizada más concretamente en 1767, fue consagrada cinco años después a San Albino de Maguncia, mártir de la Iglesia Católica. Su diseño, mezcla de arquitectura neoclásica, barroca y rococó, se debe al arquitecto tesinés Gaetano Matteo Pisoni (1713-1782). Tiene planta de cruz latina, y cuenta con una cúpula y un campanario, aparte de la fachada principal. Originalmente dos torres acompañarían a ésta última, pero desgraciadamente nunca llegaron a ver la luz. De su interior hay que destacar la bóveda del crucero, el coro, el órgano, el púlpito y, en general, los detalles arquitectónicos de toda la construcción interior. También posee una buena colección de obras de arte, repartidas entre los muros de la nave transversal.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo