Posts Tagged with Monumentos

Kōtoku-in Kamakura

Japón

Kōtoku-in y el Gran Buda de Kamakura, Japón

Hace ya un tiempo, allá por el 2001, me compré un videojuego bélico español ambientado en la Segunda Guerra Mundial y titulado Commandos 2: Men of Courage. El juego contaba con diez misiones principales, y en una de ellas los protagonistas tenían que rescatar a un líder espiritual de las garras de un tirano japonés en una localidad recóndita de Birmania, todo ello con la ayuda de un batallón de gurjas. Aquella misión siempre fue mi favorita; por la inolvidable música de Mateo Pascual y sobre todo por la estética del lugar: una población oriental a orillas de un río y en cuyo centro se encontraba una gigantesca estatua de Buda. Mis conocimientos del continente asiático por aquella época eran mínimos —tampoco es que ahora sea un experto, pero bueno—, y no tenía ni idea de si aquello se acercaba a la realidad o no. Lo que sí recuerdo es pensar una y otra vez que, de existir un lugar así, me encantaría visitarlo algún día.

Leer más (...)

· 1 comentario


Denkmal der Göttinger Sieben Hannover

Alemania

Monumento a los siete de Gotinga. Hannover, Alemania

Uno de los rincones de la ciudad alemana de Hannover que más me sorprendieron fue este conjunto escultórico dedicado a siete profesores de la Universidad de Gotinga que vivieron durante el siglo xix: Friedrich Christoph Dahlmann, historiador y jurista; Wilhelm Eduard Albrecht, jurista; Georg Heinrich August Ewald, teólogo y orientalista; Georg Gottfried Gervinus, historiador; Jacob y Wilhelm Grimm, escritores y filólogos; y Wilhelm Eduard Weber, físico. Debo reconocer que la historia de estos señores me era completamente desconocida, y de nombre solo conocía a Weber y a los hermanos Grimm, pero dediqué unos minutos a fotografiar el monumento para luego ya en casa informarme debidamente, ya que semejante escenario tendría alguna historia curiosa e interesante detrás.

Leer más (...)

· 0 comentarios


Helsinki

Finlandia

Helsinki, Finlandia

Nunca había estado en Finlandia, así que bajé del avión con más ilusión, si cabe, de la habitual. Lo primero que me sorprendió fueron los letreros, escritos en finlandés y en inglés pero también en una tercera lengua con la que no era la primera vez que me cruzaba. Mi compañero en aquel viaje, que llevaba varios meses residiendo en el norte del país, me explicó que no solo el finlandés es lengua oficial allí; también lo es el sueco, debido a que un 5.3% de la población finlandesa lo tiene como lengua materna (la mayoría residentes en el archipiélago de Åland). Aún no había salido del aeropuerto y ya había aprendido algo nuevo, aquella excursión prometía. El aeropuerto al que llegué, por cierto, era el de Helsinki, en donde cogimos un tren que en apenas 15 m nos dejó en el centro de la capital finlandesa.

Helsinki fue fundada en el año 1550 por el rey Gustavo I de Suecia, con el objetivo de crear un asentamiento que pudiera rivalizar con Tallinn, ciudad situada al otro lado del mar Báltico y que por aquel entonces gozaba de gran poder gracias a formar parte de la Liga Hanseática. Y es que, en aquella época, el territorio que ahora ocupa Finlandia se encontraba bajo el dominio de Suecia, lo que duró desde el siglo XIII hasta 1809. En ese año, los rusos al mando del zar Alejandro I invadieron la zona y fundaron el Gran Ducado de Finlandia, precursor del estado finlandés que existe a día de hoy. Tres años después, en 1812, Helsinki sería proclamada capital de dicha región, y finalmente en 1829 la única universidad de Finlandia, sita en Turku, fue trasladada hasta aquí, consolidando así su importancia. Precisamente de esta época son la mayoría de edificios históricos de Helsinki, ya que durante la guerra entre Suecia y Rusia fue completamente devastada.

Leer más (...)

· 6 comentarios


Tōkyō-wan Kannon

Japón

tokyo-wan-kannon-00

Kannon de la bahía de Tokio, Japón

Debían ser las 4 de la tarde cuando llegué a la remota estación de Sanukimachi, a unas dos horas en tren de Tokio en dirección al sudeste. Me encontraba en la periferia de la ciudad de Futtsu, y desde el primer cambio de tren (creo que tuve que hacer tres para llegar hasta allí) ya tuve la sensación de que por esa parte de Japón no tenía que pasar mucho extranjero de forma habitual. Uno de los cambios fue algo complicado, pero una señora (¡y sus tres hijos!) hicieron lo imposible por ayudarme. El caso es que al final aterricé en aquella parada, me bajé del tren (nadie más lo hizo), atravesé el minimalista control de salida y llegué a... a ninguna parte, aparentemente. A un lado tenía un salón de pachinko abandonado y destartalado (seguro que había vivido mejores momentos) y al otro una escueta urbanización bastante diferente de lo que acostumbraba a ver en Japón, pero mirara donde mirara ni rastro de mi objetivo.

Leer más (...)

· 0 comentarios


Ushiku Daibutsu

Japón

gran-buda-ushiku-00

Gran Buda de Ushiku, Japón

Una excursión desde Tokio que se suele pasar por alto es la visita al Gran Buda de Ushiku —Ushiku Daibutsu (牛久大仏)—, una de las mayores estatuas del mundo (de hecho, mantuvo el récord desde su construcción en 1992 hasta 2002). Se trata de una estatua de Amitābha, o Amida, uno de los budas celestiales, realizada en bronce y con una altura total de 100 m (120 m si se cuenta el pedestal en forma de flor de loto). La estatua se encuentra entre las localidades de Ushiku y Ami, unos 50 km al noreste de la capital de Japón.

Tuve la oportunidad de visitar el Gran Buda de Ushiku en el año 2017, durante mi tercera visita a Tokio. Ya empezaba a conocer bien la ciudad, así que decidí dedicar un día a hacer esta excursión que tenía pendiente desde hacía tiempo. Lo cierto es que la visita al Buda está más preparada para los japoneses; me dio la impresión de que es uno de esos lugares en los que no esperan recibir muchos turistas extranjeros, y está sobre todo habilitado para los visitantes que lleguen en coche. Aunque algo más complicado, también se puede ir en transporte público; yo tomé la JR Joban Line desde Tokio en dirección Katsuta (se puede coger en las estaciones de Ueno y Nippori), y paré en la localidad de Ushiku. El Buda no está en el pueblo sino en las afueras, pero hay un autobús que sale desde la estación de tren y deja cerca del Buda. Entre semana es más complicado (yo fui un viernes) ya que el bus tiene un horario muy limitado, y a veces hay hasta cuatro horas de intervalo entre una salida y la siguiente.

Leer más (...)

· 1 comentario


© Joaquín O.C.