Posts Tagged with Museo Vasa (Estocolmo)

Cuatro días en Estocolmo (Noviembre de 2011) (IIª parte)

Suecia

2011.11.10.077 - STOCKHOLM - Stockholms stadshus
Estocolmo, Suecia. 10 de noviembre de 2011

En nuestro segundo día en Estocolmo nos decidimos por entrar en los monumentos y museos que más tiempo requerían: Ayuntamiento, Palacio Real y Museo de Antigüedades. Nada más salir del hotel atravesamos Gamla stan (el centro histórico) en busca de la Iglesia de Riddarholmen, panteón de los Reyes de Suecia que por desgracia estaba cerrada por obras.

La visita al Ayuntamiento merece mucho la pena, sobre todo porque algunas habitaciones lo hacen único: la Sala Azul y el Salón Dorado. Una pena que, al ser invierno, la subida a la torre estuviera cerrada, pero así mi novia y yo tenemos una razón para volver.

De vuelta al Gamla stan visitamos la Catedral (imprescindible la estatua de San Jorge y el Dragón) y el Palacio Real, en donde no se podían tomar fotos... pero ahí hay alguna que otra. Al salir partimos a la Isla de Djurgården para ver de fuera los dos museos que visitamos el día anterior de noche: el Museo Vasa y el Museo Nórdico.

Hicimos una parada a los pies de la Iglesia de Óscar II para comer, ya que pillaba de camino a la última visita del día: el Museo Nacional de Antigüedades.

Para terminar el día, qué mejor que ir a lo seguro: cenamos en el Hard Rock Cafe, que aunque estaba un poco lejos del museo y del hotel (más bien estaba lejos de todo...), la hamburguesa lo merece. Además, es una tradición que mi novia y yo empezamos en Edimburgo hace ya tres veranos y que siempre intentamos cumplir cada vez que visitamos alguna ciudad grande.

Poco a poco iré escribiendo más detalladamente de cada sitio. ¡Hasta la próxima entrada!

Leer más (...)

Vasamuseet Stockholm

Suecia

stockholm-vasamuseet-00

Si miramos hacia la costa de la isla de Djurgården, en Estocolmo, podemos ver un edificio moderno con una característica bastante peculiar: de lo más alto del mismo salen 3 mástiles. No es de extrañar teniendo en cuenta que un barco velero en su totalidad se encuentra en su interior. El navío de guerra Vasa zozobró en su viaje inaugural a escasos metros del puerto de Estocolmo, allá por agosto de 1628. Aún no habían cerrado las troneras inferiores tras la tradicional salva de despedida cuando el oleaje irrumpió a través de ellas, inundando las bodegas inferiores y causando el desastre. El que iba a ser el orgullo de la armada sueca, si no lo era ya, desapareció bajo las aguas del Mar Báltico, frente a la atónita mirada de miles de holmienses que se habían levantado aquel día para contemplar el esperado espectáculo, llevándose consigo 64 cañones de bronce, casi 50 vidas humanas, y la dignidad de una nación. Los intentos de rescate dieron pocos frutos, y durante años lo único que se consiguió salvar fueron los cañones.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo