Posts Tagged with Patrimonio de la Humanidad en Alemania

Saint-Jean-Pied-de-Port

Francia

viaje-2016-04

Saint-Jean-Pied-de-Port, Francia

Conocida en castellano como San Juan Pie de Puerto y en euskera como Donibane Garazi, Saint-Jean-Pied-de-Port es una pequeña pero muy concurrida localidad del sur de Francia. Si alguna vez os decidís a realizar el Camino de Santiago Francés, empieza justo aquí, nada más y nada menos que a 769 km de la capital de Galicia (unos 30 días de viaje). Señal de su importancia en una de las rutas de peregrinación más transitadas del mundo es la gran cantidad de albergues, posadas y tiendas repletas de equipamiento destinado a aquellos que se deciden a recorrerla desde Francia que se pueden encontrar en sus calles principales. La siguiente parada en el Camino de Santiago, el paso de Roncesvalles (ya en España), es el puerto de montaña al que hace referencia el nombre de esta villa.

Leer más (...)

Kaiserdom zu Speyer Speyer

Alemania

catedral-espira02

La Catedral Imperial de Espira, la mayor catedral románica del mundo

Speyer, o Espira en castellano, es una pequeña localidad alemana de apenas unos 50,000 habitantes situada a orillas del Rin, dentro del estado federal de Renania-Palatinado. Entre sus calles se encuentra la mayor catedral románica que ha llegado a nuestros días: la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y San Esteban, una de las tres llamadas Catedrales Imperiales de Alemania junto a las de Mainz (Maguncia) y Worms.

Los orígenes de su construcción se remontan al año 1030, cuando el por aquel entonces emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Conrado II, mandó edificar una catedral en Espira en un claro intento de muestra de poder ante el Papa de Roma (solo le ganaría en dimensiones la Abadía de Cluny, destruida durante la Revolución Francesa). Su impresionante planta está compuesta por tres naves, cuatro torres y dos cúpulas, y es un indudable exponente de la simetría y el equilibrio tan característicos de las construcciones de la región de Renania.

Leer más (...)

© Joaquín Ossorio Castillo