Canal de Castilla

España

Canal de Castilla

Canal de Castilla, Castilla y León

El canal de Castilla es un canal navegable que recorre la meseta castellana uniendo las provincias de Palencia, Valladolid y Burgos. Aunque en su momento fue un proyecto mucho más ambicioso, la aparición del ferrocarril supuso su declive y la versión final del canal cuenta con tan solo tres ramales: el ramal Norte, el ramal Sur, y el llamado ramal de Campos. Siguiendo la distribución actual, el canal tiene una longitud de 207 km y atraviesa un total de 38 municipios cuya lista podéis ver aquí.

Canal de Castilla

La construcción del canal tuvo lugar entre 1753 y 1849, y supuso uno de los mayores hitos de la ingeniería hidráulica de la época. El principal objetivo de semejante proyecto no era otro que el de mejorar el tráfico de mercancías, sobre todo las de índole agrario, en la región, ya que la deficiente red viaria en aquellos tiempos y la complicada orografía dificultaban esta tarea. También debería haber servido para conectar con los puertos del norte de España, pero esta parte del proyecto no llegó a completarse nunca. El canal toma sus aguas mayoritariamente del río Pisuerga, de ahí que las ciudades de Palencia y Valladolid se encuentren en su recorrido y posean las dársenas más importantes junto a la de Medina de Rioseco, punto terminal del ramal de Campos.

Canal de Castilla

A veces pecamos de viajar a lugares recónditos en otros países dejando de lado lo que tenemos cerca, y en esta ocasión debo reconocer que tuve noticia del canal de Castilla mucho después de haber visitado otros canales de semejante naturaleza en Bélgica y Francia, como el Canal du Midi, el Canal d’Ille-et-Rance, o el Canal du Centre. Curiosamente, en multitud de ocasiones lo tuve a escasos metros de mí, e incluso llegué a cruzarlo por encima, pero la ignorancia hizo que lo pasara por alto una y otra vez.

Canal de Castilla

La dársena de Valladolid

Aprovechando una pequeña escapada a Valladolid me propuse conocer por fin el canal de Castilla y visitar el último tramo de su ramal Sur, el cual termina en dicha ciudad. A apenas 2 km de la Plaza Mayor se encuentra la dársena que hacía las veces de puerto de carga y descarga de mercancías así como de aliviadero de las aguas, que tras un recorrido de 129 km vuelven al río al que pertenecen: el Pisuerga. Antiguamente había varias fábricas de harina y algodón en esta zona, que fueron derruidas tras la clausura final del canal en 1959. El único vestigio de aquella época es un edificio viejo en la orilla norte, que por lo que he podido leer era la antigua fragua. También se pueden ver algunas grúas y dragadoras restauradas así como la compuerta del aliviadero y varias manivelas enormes, pero en el lado en el que se encontraban las fábricas ahora solo hay bloques de pisos.

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

La esclusa nº42

Para poder salvaguardar los desniveles del terreno, el canal de Castilla cuenta con un total de 49 esclusas, 42 en la vía principal (ramales norte y sur) mas otras 7 en el ramal de Campos. Estas pueden ser ovaladas o rectangulares, y la que yo pude visitar cerca de Valladolid, la única del ramal Sur que conserva sus compuertas, es de este último tipo. Se encuentra 3 km al norte de la dársena antes mencionada, así que si tenéis tiempo os aconsejo hacer el paseo andando o en bicicleta ya que es un camino muy agradable y está muy bien acondicionado. Los barcos originalmente eran desplazados por caballos que iban por tierra, por lo que durante todo el recorrido del canal siempre hay un camino paralelo a este. Mientras paseaba por la esclusa y sus aledaños pude ver a varias personas, probablemente autóctonas, haciendo deporte o simplemente disfrutando del buen día que hacía.

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

Canal de Castilla

El futuro del canal de Castilla

Aunque la navegación comercial cesó en 1959, el canal aún se usa para el regadío. Además, con el auge repentino que está sufriendo el turismo en todos los rincones del mundo, se ha empezado a explotar el canal en este sentido, con varias empresas ofreciendo recorridos en barco en algunos tramos. También ha habido esfuerzos por parte de varias asociaciones de dar a conocer este olvidado pedazo de la historia industrial de España, y fue gracias a que aparecieron en el programa Nómadas de RNE que tuve constancia de la existencia del canal. Intentaré seguir conociéndolo en mis sucesivas visitas a Castilla y León; sobre todo, tengo especial interés en ver las dársenas de Palencia y Medina de Rioseco, el acueducto de Abánades, el sistema de esclusas ovaladas que hay cerca de Frómista, el comienzo del canal en Alar del Rey, algunos de los puentes repartidos por su recorrido y, por supuesto, navegar por él y ver en primera persona cómo algunas de las esclusas siguen cumpliendo con su función de antaño.

Visitado en noviembre de 2019.

Referencias / Información adicional

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.