Posts Tagged with Ciudades

Tallinn
Capítulo I: Introducción histórica – Llegada a Tallinn – Paks Margareta y Suur Rannavärav – Iglesia de San Olaf – Murallas – Iglesia de San Nicolás – Iglesia del Espíritu Santo

Estonia

Tallinn —conocida históricamente como Reval, su antiguo nombre en las lenguas germanas— es la capital y a la vez la ciudad más poblada de Estonia, la más septentrional de las tres repúblicas bálticas. La primera mención que se tiene de Tallinn, ya sea como ciudad o como lugar de gran importancia estratégica, data de principios del siglo xi, cuando formaba parte del pequeño condado de Revalia; más adelante, el Reino de Dinamarca y la Orden Teutónica vieron en Tallinn una pieza clave en el control del mar Báltico y decidieron conquistar la zona allá por 1219, durante el proceso de cristianización de los pueblos paganos del norte conocido como las «cruzadas bálticas». Si bien por aquel entonces Tallinn ya tenía consideración de importante centro cultural, su verdadera época de esplendor tuvo lugar más adelante, entre los siglos xiv y xvi, durante los tiempos de la Liga Hanseática —una federación comercial y defensiva de ciudades germanas con sede en Lübeck, en la actual Alemania—. Tallinn se afilió a la Hansa en 1285, y durante aquellos siglos fue cambiando indiscriminadamente entre manos danesas, germanas o suecas, hasta que en el año 1710, durante la gran guerra del Norte, pasó a formar parte del Imperio ruso.

Leer más (...)

· 0 comentarios


Vaduz

Liechtenstein

Vaduz, Liechtenstein

Si ponemos todas las capitales europeas en una lista ordenadas de menor a mayor población, la ciudad de Vaduz ocuparía el tercer lugar, ya que sus escasos 5.600 habitantes solo superan en número a los de la Ciudad del Vaticano y a los de San Marino. Tengo que reconocer que nos motivó más la curiosidad que un interés específico a la hora de visitar esta ciudad o, más bien, este país, pero conforme nos íbamos acercando vimos que aquel territorio no era tan minúsculo como pensábamos, y que además estaba rodeado de unas montañas tupidas por un bosque verde infinito en las que entraban ganas de perderse.

Leer más (...)

· 1 comentario


Valladolid

España

Valladolid, Castilla y León

En el interior de la meseta castellana y a orillas del río Pisuerga se encuentra Valladolid, población insigne cuyas raíces se remontan a principios del siglo xi. En ella tuvieron lugar eventos tan distinguidos como la firma de las capitulaciones de la primera circunnavegación del mundo, la proclamación de Fernando III el Santo como rey de Castilla, o la boda de los Reyes Católicos, llegando incluso a ser capital del imperio español entre 1601 y 1606. Al igual que pasa con Toledo o con Vitoria, Valladolid no es la capital oficial de la comunidad autónoma a la que pertenece, pero se la considera de facto ya que en ella se encuentran las sedes de la Junta y de las Cortes de Castilla y León (este es un tema algo delicado, sobre todo cuando entra en juego la ciudad de León). Entre lo más célebres hijos de Valladolid destaca el escritor romántico José Zorrilla, autor de la famosa obra Don Juan Tenorio y a quien la ciudad rinde homenaje nombrando en su honor varias calles, plazas, e incluso el estadio local de fútbol.

A pesar de las reformas urbanísticas que durante la primera mitad del siglo xx diezmaron el número de palacios medievales e iglesias de su casco antiguo, todavía se conservan un buen número de monumentos que hacen que merezca mucho la pena visitar la ciudad. Yo por mi parte he recorrido las calles de Valladolid en cuatro ocasiones; la primera con doce años de edad y la última durante el pasado otoño de 2019. De aquella primera visita recuerdo poco, pero sí tengo muy presente que el Museo Nacional de Escultura dejó una gran impresión en mí, no solo por la colección que alberga sino por el edificio que la contiene. Dicho esto, dejo aquí la lista de los monumentos que recomiendo no pasar por alto en un primer encuentro con la ciudad. Espero seguir ampliándola en futuras visitas.

Leer más (...)

· 1 comentario


Helsinki

Finlandia

Helsinki, Finlandia

Nunca había estado en Finlandia, así que bajé del avión con más ilusión, si cabe, de la habitual. Lo primero que me sorprendió fueron los letreros, escritos en finlandés y en inglés pero también en una tercera lengua con la que no era la primera vez que me cruzaba. Mi compañero en aquel viaje, que llevaba varios meses residiendo en el norte del país, me explicó que no solo el finlandés es lengua oficial allí; también lo es el sueco, debido a que un 5.3% de la población finlandesa lo tiene como lengua materna (la mayoría residentes en el archipiélago de Åland). Aún no había salido del aeropuerto y ya había aprendido algo nuevo, aquella excursión prometía. El aeropuerto al que llegué, por cierto, era el de Helsinki, en donde cogimos un tren que en apenas 15 m nos dejó en el centro de la capital finlandesa.

Helsinki fue fundada en el año 1550 por el rey Gustavo I de Suecia, con el objetivo de crear un asentamiento que pudiera rivalizar con Tallinn, ciudad situada al otro lado del mar Báltico y que por aquel entonces gozaba de gran poder gracias a formar parte de la Liga Hanseática. Y es que, en aquella época, el territorio que ahora ocupa Finlandia se encontraba bajo el dominio de Suecia, lo que duró desde el siglo XIII hasta 1809. En ese año, los rusos al mando del zar Alejandro I invadieron la zona y fundaron el Gran Ducado de Finlandia, precursor del estado finlandés que existe a día de hoy. Tres años después, en 1812, Helsinki sería proclamada capital de dicha región, y finalmente en 1829 la única universidad de Finlandia, sita en Turku, fue trasladada hasta aquí, consolidando así su importancia. Precisamente de esta época son la mayoría de edificios históricos de Helsinki, ya que durante la guerra entre Suecia y Rusia fue completamente devastada.

Leer más (...)

· 6 comentarios


Trier

Alemania

trier-000

Trier (Tréveris), Alemania

La antigua ciudad romana de Augusta Treverorum debía su nombre a los tréveros, una tribu gala que habitaba el valle del Mosela y que fue subyugada por los romanos a finales del siglo I a.C. Con el tiempo, esta ciudad se convertiría en la capital de la prefectura del pretorio de las Galias, una de las cuatro subdivisiones principales del Imperio Romano. Con semejante pasado no es de extrañar que la actual ciudad alemana de Trier (o Tréveris, en castellano), posiblemente la más antigua del país y heredera geográfica y cultural de Augusta Treverorum, cuente con una riqueza monumental a la altura de su historia. Sin ir más lejos, sus vestigios romanos forman, junto a la Catedral de San Pedro y la Iglesia de Nuestra Señora, parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1986.

Trier estuvo a punto de ser mi hogar durante un año, cuando allá por el 2011 estaba decidiendo mi destino Erasmus. Aunque al final me decanté por la cercana Mons, en Bélgica, desde entonces toda la investigación previa que hice sobre la ciudad ha estado latente en algún sitio y las ganas de visitarla han sido constantes a lo largo de los años. De alguna forma, se me fue escapando a pesar de haber visitado la mayoría de núcleos urbanos de sus alrededores (Luxemburgo, Estrasburgo, Metz, Colonia...), pero en septiembre de 2018 pude por fin poner los pies en esta ciudad y descubrirla como se merece. En esta entrada me dispongo a contar mi experiencia por allí.

Leer más (...)

· 4 comentarios